Akhavan presenta aspectos generales del litigio y dice que compromisos de Chile fueron "solemnes y vinculantes"

    El jurista iraní Payam Akhavan, que forma parte del equipo boliviano para la demanda marítima impetrada en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, presentó el lunes los aspectos generales del litigio y afirmó que los compromisos de Chile en más de 100 años, de otorgar un puerto propio en el océano Pacífico, fueron "solemnes y vinculantes".

    Bolivia abrió el lunes los alegatos orales de la demanda marítima que ingresó en su fase final en el Palacio de La Paz de La Haya y que concluirá el 28 de marzo, para esperar la sentencia que podría emitir la CIJ hasta fin de año.

    El 24 de abril de 2013 el gobierno boliviano presentó una demanda a Chile en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), de La Haya, para que el país trasandino se avenga a una negociación de buena fe y con efecto vinculante en la perspectiva de restaurar la cualidad marítima de Bolivia, con la que nació a la vida independiente en 1825 perdida tras una invasión militar chilena en 1879.

    Akhavan, doctor en Ciencias de la Jurisprudencia de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, afirmó también que los numerosos intercambios en las negociaciones que entablaron los dos países para resolver el diferendo marítimo "dan lugar a una obligación".

    "El hecho de numerosos intercambios, si dan lugar a una obligación", refrendó al afirmar que Chile desearía que no existiera una continuidad histórica de las negociaciones por lo que aseguró que el país trasandino "está en la obligación vinculante" de poner fin al enclaustramiento, y remarcó que la fundamentación jurídica "no es una teoría de última hora", sino un concepto en sí del Derecho Internacional.

    Afirmó que la demanda boliviana no es "un ejercicio académico", ni una postura, tomando en cuenta que los bolivianos han sufrido daños reales y continuos, aspecto que "Chile no puede negar".

    "El sueño de Bolivia nunca desaparecerá" remarcó y consideró que Chile debería escuchar las palabras "sabias" de algunas de sus autoridades que reconocieron públicamente que su país debería dar una puerta de acceso en el océano Pacífico.

    "Donde debería haber una puerta hoy solo un muro", refrendó y pidió a la Corte Internacional de Justicia que ayude a destruir esa muralla para que ambos pueblos caminen juntos en el desarrollo y la integración.
Rsl                   ABI


---------*---------
Scroll to Top