Eduardo León: Juan Ramón Quintana armó todo la trama de Gabriela Zapata

Eduardo León afirmó en Café de la Mañana de Radio Fides que “la trama del caso de Gabriela Zapata fue armado por Juan Ramón Quintana, como una forma de cubrir los casos de corrupción del Gobierno”.

Según León todo el caso de Zapata es parte de las peleas internas al interior del Gobierno: Es una especie de juego de tronos, donde las disputas crean casos o descubren casos para distraer a Evo Morales”.

Para León que Gabriela Zapata lo busque y lo contrate para ser su abogado estuvo planificado por Walter Zuleta y Willy Sánchez “ellos obedecían ordenes de personas de muy arriba del Gobierno que tenían la intención de involucrarme como una forma de sacarme del camino y quedar bien con Evo Morales”.

En criterio del abogado “la primera víctima de la conspiración de Gabriela Zapata fue Evo Morales, pues el actuó de acuerdo a lo que le informaron su personal más cercano como Quintana, quien actuó en función a sus intereses de cubrir otro casos de corrupción “.

También recordó que el celular de Quintana fue robado y así quedo sin conocerse la verdad sobre los mensajes de Zapata y el exministro de la Presidencia.

León que fue detenido el 14 de mayo de 2016 y semanas después su título de abogado intento ser anulado. El abogado de la exnovia de Morales obtuvo su detención domiciliaria el 29 de marzo de 2017. El 20 de noviembre fue notificado con una demanda por el delito de trata y tráfico de menor, por la utilización de un menor para que indique  ser hijo de Morales y Zapata.

Sobre este caso culpó de manera directa al fiscal Departamental, Edwin Blanco y al exfiscal del caso Karina Cuba de “crear el caso con amenazas y ofrecimiento de salidas alternativas a varios de los detenidos, abogados que son parte de los diferentes procesos judiciales en los que está involucrados Gabriela Zapata”.

El caso Zapata salió a luz pública a inicios el 4 de febrero de 2016 , luego de que se revelara que mantuvo una relación sentimental con el presidente Evo Morales por aproximadamente dos años, tras lo cual llegó a ser gerente de la empresa china CAMC, conla que el Gobierno suscribió contratos millonarios.

La expareja de Evo se encuentra detenida desde el 27 de febrero de 2016 y en dos oportunidades se le rechazó la cesación de detención.

LA PAZ/Fides


---------*---------
Scroll to Top