Empresas públicas operan como agencias de empleo

Un ejemplo es YPFB, que ha mantenido una abultada planilla pese a los evidentes problemas financieros que confronta; por cierto, una situación que quita eficiencia a la estatal petrolera y que presiona negativamente en su balance contable, evaluó la Fundación en un último informe titulado: “La evolución del empleo en el país”.

EXPRESIDENTE

El expresidente de la entidad, Guillermo Achá, quien goza de detención domiciliaria en el bullado caso de la fallida compra de equipos petroleros, sostuvo que la planilla había subido de 500 a 5.000 trabajadores, justificando que la estatal petrolera dejó de ser una administradora de contratos.

Recientemente YPFB ha anunciado recortes de personal, chocando con la fuerte oposición de los trabajadores petroleros sindicalizados. El resto de las empresas estatales muy probablemente tengan una situación parecida. El Estado creó en 10 años al menos 30 empresas nuevas, con un significativo incremento en los puestos de trabajo.

CRECIMIENTO

Así, de un total de 793 empleos en 2006, para el conjunto de las empresas públicas, se pasó a 17,646 empleos en 2016; es decir, un crecimiento superior al 2,000 por ciento o, lo que es lo mismo, se multiplicó por 22 en una década.

ÁMBITO PÚBLICO

En el período 2006-2016, el comportamiento laboral en el sector público ha sido también positivo, aunque con una tasa promedio de 5 por ciento, inferior a la del sector privado.

Al contrario de lo que ha ocurrido en el sector privado, en el sector público son los obreros quienes experimentaron el mayor aumento de empleo, con un 28 por ciento. Le sigue en importancia los trabajadores eventuales con 12.6 por ciento, los directivos con 6.8 por ciento y el personal de servicio con 5.2 por ciento. Con las tasas más bajas estuvieron los profesionales y técnicos y los administrativos, indicó la Fundación.

OBREROS

Dentro del sector público, el mayor aumento del empleo se dio entre los obreros. Esto, principalmente en la gestión 2008, alcanzando una tasa excepcional superior al 200 por ciento, que coincide con un salto en la contratación de personal en las empresas públicas. También ello explica que en el sector público se hubiera priorizado la contratación de obreros y eventuales (que también fueron los más beneficiados salarialmente) antes que a los profesionales y técnicos.


---------*---------
Scroll to Top