Indolencia de autoridades al drama de familias y menores

Bolivia es el único país de la región que no cuenta con un centro especializado para el tratamiento del cáncer, el problema se agrava con el colapso de los nosocomios donde niños afectados por el mal, además de lidiar con la enfermedad, deben esperar días para poder ser atendidos y acceder a la internación.

El especialista Dr. Raúl Mendoza, quien es presidente de la Sociedad de Pediatría de La Paz, señaló que el cáncer más frecuente en la población infantil es la temible leucemia, que se inicia en la médula ósea, específicamente en el tejido blando que se encuentra en el interior de la columna vertebral, donde se forman las células sanguíneas.

Aseguró que en el Hospital Materno Infantil a diario se reciben más de cinco niños, donde acuden en las fases iniciales de la enfermedad. La labor inicial es realizar diversos exámenes para establecer el diagnóstico preliminar.

CARENCIAS

Manifestó el Dr. Mendoza su preocupación por la falta de centros especializados en Oncología, y la falta de especialistas para el tratamiento de la población infantil. Refirió que al no existir centros de formación profesional, los hospitales generalmente colapsan con pacientes que requieren de ayuda.

El profesional lamentó que no se cuente con el apoyo de medicamentos. Afirmó que el servicio de quimioterapia exige a las familias fuertes erogaciones de recursos, por lo que muchas de ellas dejan el tratamiento. Una alternativa para encarar esta situación sería que la medicación quimioterapéutica pueda ser incluida en la lista de fármacos esenciales y que el Estado les proporcione de forma gratuita, propuso.

MATERNO INFANTIL

Aseguró que en el caso del Hospital Materno Infantil se cuenta con una profesional hematóloga y un oncólogo para atender el servicio, considerando que es un hospital de referencia a nivel nacional. Pero la carencia más preocupante es la necesidad de un acelerador lineal destinado el tratamiento de tumores sólidos. El Dr. Mendoza dijo al respecto que, “la radioterapia está muy atrasada en el país”.

A ello se suma la falta de profesionales nutricionistas especializados en la atención de pacientes con cáncer, además de psicólogos y trabajadores sociales.

Respecto de la carencia de psicólogos manifestó que no se cuenta con apoyo que deberían contar los pacientes junto a sus familias, dada la gravedad y las secuelas de la enfermedad.

El profesional afirmó que ante la demanda creciente se diseña un programa ambulatorio, donde los pacientes puedan contar con tratamiento correspondiente y posteriormenteretornar a su domicilio, ampliando la cobertura de pacientes.

ASOCIACIÓN DE PADRES

La Asociación de Padres de Familia de Niños con Cáncer, del Instituto Oncológico del Oriente Boliviano, exigió a todos los Administradores de Salud del Estado la asignación inmediata de un Cirujano Onco-Pediátrico.

Además, pidieron la habilitación de una farmacia Intrahospitalaria de atención durante las 24 horas para los niños con esa enfermedad, donde se administren todos los medicamentos otorgados por los niveles de Gobierno y donaciones que se reciben, con la finalidad de armar un stock de fármacos dirigida a la atención oportuna de los pacientes.

De forma urgente, los padres piden a los legisladores la actualización y adecuación participativa del proyecto de la Ley del Cáncer, para garantizar una atención oportuna y gratuita a los enfermos con cáncer en general.

No descartaron la posibilidad de tomar acciones de hecho con tal que sus demandas sean atendidas lo antes posible.

FALTAN ESPECIALISTAS

El administrador regional La Paz de la Caja Nacional de Salud (CNS), William De La Barra, expuso que evidentemente, de acuerdo a los testimonios recogidos, no se contaba con especialistas en la materia de Oncología, empero hace una semana se entregaron las asignaciones para nuevas contrataciones.

Precisó que actualmente se cuenta con un cirujano oncólogo, dos oncólogos-pediatras; asimismo, un hematólogo y un psicólogo. Una unidad exclusiva concentrará el diagnóstico y tratamiento.

El Director del Hospital del Niño indicó que cada año se diagnostican entre 40 a 45 nuevos casos de cáncer, de los cuales 35% de los pacientes abandonan su tratamiento, principalmente por cuestiones económicas.

Apuntó que hace cinco años se presentaban anualmente de 30 a 32 casos nuevos de cáncer infantil, datos que evidencian el incremento de la enfermedad en infantes. Señaló que aproximadamente se tienen entre 20 a 22 niños al año que abandonan el tratamiento.

La responsable nacional del Programa de Lucha Contra el Cáncer, Sdenka Maury, detalló que por las referencias de los hospitales públicos, se estima que anualmente se tienen alrededor de 240 niños con la enfermedad a nivel nacional. La mayor incidencia de casos se concentra en Santa Cruz.


---------*---------
Scroll to Top