Tweet
Radios OnLine en vivo

El desempleo en Bolivia golpea con mayor rigor a la mujer que es joven y profesional

01 de Mayo de 2009, 08:29

La tasa de desempleo en los profesionales registró 12,1 por ciento (2008), según el CEDLA. Las mujeres, los jóvenes y quienes tienen formación superior son los más afectados.

La Paz - Bolivia.- Según un informe del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA), a mayor grado de educación, mayor es la tasa de desempleo en Bolivia. Así, los profesionales con estudios superiores (licenciatura y postgrados), después de las mujeres y los jóvenes, se encuentran en el rango más vulnerable de quienes son afectados por el desempleo en el país.

En 2008, la mencionada organización realizó una encuesta en cinco ciudades de Bolivia: La Paz, El Alto, Cochabamba, Santa Cruz y Potosí. De acuerdo con ésta, los grupos más afectados son mujeres, jóvenes, profesionales y escolarizados.

La tasa de desempleo de las mujeres es de 13,2 por ciento y la de los hombres es de 7,5 por ciento; los grupos comprendidos entre 15 y 34 años son los más afectados, pues el 65 por ciento de los desempleados tiene menos de 35 años. Dentro de estos últimos, quienes tienen de 15 a 24 años sufren más, pues, al tener menor experiencia laboral, “por lo general tienen inserciones laborales menos estables y más precarias”, dice el estudio.

El desempleo “ilustrado”

Cuanto más elevado es el nivel de formación, más alta es la tasa de desempleo. A esto se denomina “desempleo ilustrado”. Éste representa un 12,1 por ciento para quienes tienen educación superior y 10,5 para ciclo secundario.

En suma, lo anterior quiere decir que la mujer joven y profesional es la más afectada.

El mencionado estudio indica además que la tasa de desempleo global en Bolivia es de 10,2 por ciento (junio de 2008).

En tanto, la Unidad de Análisis de Políticas Sociales y Económicas (UDAPE) proyectó en 6,6 por ciento la tasa de desempleo para 2009, cifra inferior a la registrada en 2008, de 7 por ciento.

Al respecto, Silvia Escóbar, del CEDLA, dice que “se ha configurado una estructura ocupacional en el país muy adversa para la inserción de la fuerza laboral más calificada; Bolivia genera una demanda de trabajo que es básicamente de mano de obra no calificada. Esto está expresando una tasa de desempleo alta en quienes tienen mayor capacitación”.

En criterio de la analista, en los últimos 25 años no han habido inversiones importantes que puedan transformar la estructura productiva y ocupacional del país, en una perspectiva de modificar la demanda desde los puestos de trabajo no calificados a los más calificados.

¿Y cómo afrontan esta situación los profesionales? “Hay desaliento; se están formando personas que no van a servir al país. La salida en estos casos siempre va a ser tender a irse de Bolivia”, explica Escóbar, quien añade que el subempleo es otra opción, cuando los profesionales asumen tareas ajenas a su formación sólo para garantizar su sobrevivencia.

Por esta razón, “la gente con menores calificaciones siempre va a tener algún escape dentro del mercado de trabajo para insertarse en cualquier actividad que genere ingresos”.

Las cifras no son alentadoras para este año, apunta Escóbar, quien estima que la tasa de desempleo “ilustrado” aumentará en tanto las universidades gradúen a más profesionales y mientras no se transforme la estructura productiva del país para la generación de empleo más calificado.

Según Gonzalo Taboada, del Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB), cada año se gradúan 3.500 profesionales de las universidades públicas y sólo el 10 por ciento se inserta laboralmente.

Agrega que el número de desempleados aumentó porque el Gobierno “genera menos empleo” y se necesitarían entre 7.000 y 10.000 empleos para los actuales profesionales.

En el caso particular de la mujer, comenta Escóbar, ella sufre de discriminación en el acceso a los puestos de trabajo más calificados. En este sentido, las féminas están representadas en mayor proporción en la tasa de desempleo de los jóvenes más “educados”.

Los alteños, con menos posibilidades laborales

De acuerdo con la encuesta realizada por el Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA), la ciudad más afectada por el desempleo es El Alto, con 13,5 por ciento. En segundo lugar se encuentra La Paz, con 11,6 por ciento. En tanto, las tasas más reducidas de desempleo se registran en Potosí (9,4), Santa Cruz (8,2) y Cochabamba (7,7).

Según Silvia Escóbar, de la citada organización, la situación de El Alto es mucho más crítica en materia de desempleo “ilustrado” en relación con otras ciudades del país, pues como “campo-ciudad” no tiene condiciones como para absorber a sus profesionales.

“En gran medida, éstos van a depender de una inserción laboral en La Paz, entonces están compitiendo por los escasos puestos de trabajo que hay con los profesionales que residen en La Paz”.

En opinión de la investigadora, esta tendencia viene de finales de la década de 1990, cuando el

país ingresó en un estado de recesión que fue traduciéndose, entre otras cosas, en la dificultad que tenían los profesionales para incorporarse en el mercado de trabajo.

“De esta crisis salimos en 2003. La reactivación que ha venido después se ha dado, básicamente, por efecto del aumento de precios por ciertas exportaciones (minería, hidrocarburos, manufactura) y no por una dinámica generalizada de la actividad económica ni tampoco por inversiones de magnitud…”.
La Prensa

Publicidad

Utiliza nuestro buscador

¿ No encontraste lo que buscabas ?

Entonces utiliza nuestro buscador...
Google

Radio en VIVO

CHAT - Uniendo a más bolivianos en todo el planeta

Radio FmBolivia en Twtter

Radio FmBolivia en Facebook

Menu

Google+

Publicidad

La hora en Bolivia

Revisa tu Horóscopo...

x