Tweet
Radios OnLine en vivo

Producto nacional enfrenta problemas de competitividad en mercado exterior

20 de Julio de 2009, 03:54

La Paz - Bolivia.- Uno de los grandes problemas que tiene el producto boliviano en el exterior es la ausencia de competitividad debido a la falta de calidad en el acabado, capacidad de producción, respuesta a mercados exigentes de países desarrollados, sumado la falta de una política de mercado de parte del gobierno Central.


“En este tiempo de crisis es importante incrementar y diversificar las transacciones comerciales. Esto ha permitido que el comercio se profundice y diversifique dando empleo por exportaciones de productos primarios y se requiere crear una cadena productiva muy amplia para cumplir con los requisitos de competitividad, que abrió mercados de productos bolivianos”, resaltó Marcos Iberklein


Asimismo a nombre de los microempresarios, Humberto Sandalio especificó que el mercado interno se quedó muy pequeño para los productores y la situación económica no permite que se pueda pensar en un principio de competitividad para ganar mercados en el exterior, sino primero abrirlos (los centros de consumo) para ponerse retos productivos.


Ambos representantes coinciden, por separado, que no existe apoyo programático del gobierno central para abrir puertas a la exportación para los productos bolivianos, y que puedan gozar de ciertas preferencias arancelarias que permitan tener un mayor margen de ganancia.


El tema de competitividad se encuentra lejos a cumplirse ya que sólo es parte del problema y no la generalidad de la solución al ser un complejo de requisitos para entrar al mercado exterior, por lo que se necesita de un estudio serio de mercado y la capacidad de competir en la calidad.


EL MERCADO NATURAL


Para los exportadores de La Paz se tienen mercados naturales con los países vecinos, en donde los bolivianos deben aprovecharlos “...se puede copar espacios e incrementar el flujo de ventas, mercado de oportunidades, mercado para la compra de productos de valor agregado”.


Las relaciones diplomáticas presentan nuevas plataformas mixtas para abrir mercados, y lograr que productos desde Bolivia, con encadenamientos, puedan llegar al Perú, Estados Unidos y otros países, con los que se tienen tratados de comercio preferencial.


PERSPECTIVAS


En análisis de la situación y perspectiva del comercio exterior, la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia muestra su preocupación por el comportamiento de las ventas de productos no tradicionales, que cayeron a más de 630 millones de dólares y que si se tiene el mismo comportamiento estadístico en el segundo semestre existirá la pérdida de fuentes de trabajo, afectando negativamente el bienestar general.


El representante de la Cámara de Industria y Comercio de Bolivia, Marcelo Pérez Monasterios, recordó que se ha perdido el ATPDEA y a la fecha el empresariado privado y el exportador se encuentran en una situación bastante difícil en las negociaciones de la CAN con la Unión Europea, que son mercados extraordinarios; mientras otros países como Perú, Colombia y Ecuador están realizando negociaciones con representantes del viejo continente.


Además, el representante de los empresarios privados explicó que mientras Bolivia se encuentra en una especie de congeladora, por implementar una serie objeciones y criterios, se corre el grave riesgo de quedarse estancado mientras otros países siguen adelante.


“Los avances del gobierno con el sector productivo serán la base para la nueva proyección de todo el sector para dar soluciones conjuntas a los problemas de la crisis económica”, señaló la autoridad.


El gerente General de la Cámara Nacional de Exportadores, José Ribero, explicó a su tiempo sobre la caída de exportaciones y la subida del contrabando.


“Para el sector existe el peligro que las exportaciones se derrumben y sea principalmente por el lado de los hidrocarburos, así como la de los minerales, además del hecho que las exportaciones y las ventas manufactureras ya enfrentan restricciones comerciales (Proteccionismo)”, detalló en su momento.


Asimismo, advirtió que el superávit que existía en el intercambio comercial con Venezuela hoy es negativo para Bolivia, siendo que la balanza comercial bilateral hasta el mes de febrero arroja un déficit de 10 millones de dólares. Denunció que las exportaciones de azúcar, oleaginosas, carnes y también las confecciones, están afectadas por las restricciones venezolanas.


El proceso andino de integración que se inicio en 1969 no tiene una sostenibilidad en el espíritu económico por la división de los jefes de estado, la eliminación del Arancel Externo Común (AEC), base para la negociación con otros bloques.


Resaltó que hasta la fecha no se tiene conocimiento de los alcances de los tratados del ALBA–TCP firmado por los países de Cuba, Venezuela y Bolivia.


Se resume que no existe una política de comercio exterior que permita resolver con urgencia los problemas que atraviesa el sector para mitigar los efectos de la crisis internacional.


“Es el momento del no entronque entre empresarios y gobierno, para que el sustento de corto, mediano y largo plazo esté pensado en la exportación de los productos que se hacen en Bolivia, pero abriendo paso desde la apertura a mercados internacionales, cumpliendo la cadena productiva que nos asegura la competitividad en mercados externos”, señalaron entendidos en la materia.
El Diario

Radio en VIVO

CHAT - Uniendo a más bolivianos en todo el planeta

Radio FmBolivia en Twtter

Radio FmBolivia en Facebook

Menu

Google+

Publicidad

La hora en Bolivia

Revisa tu Horóscopo...