Tweet
Radios OnLine en vivo

Evo Morales se confiesa devoto del Tata Quillacas

03 de Agosto de 2009, 10:23

    Quillacas - Bolivia.- El presidente Evo Morales se confesó el lunes devoto del Señor de las Quillacas, durante un oficio religioso que mandó a decir en memoria de sus padres muertos, en este santuario católico a 180 km de Oruro y 400 km de La Paz, donde volvió a plantear su inconformidad con los actos de algunos de los jerarcas de la confesión religiosa mayoritaria en Bolivia.

    "Yo creo en el Tata Quillacas, en la religión, en las distintas iglesias reconocidas ahora por la Constitución, creo en los padres y pastores, que rezan y oran por la justicia, por la libertad, pero también quiero expresar mi inconformidad con algunos jerarcas de la Iglesia Católica que apoyaron y participaron en las dictaduras militares, que defiende a los terratenientes enemigos de los pobres, que apoyan a las dictaduras o están en el golpe de Estado. Eso no es trabajar por la justicia, por la igualdad que predicó nuestro Jesús", enfatizó el Mandatario.

    En el oficioso religioso también se escucharon invocaciones por la salud del jefe de Estado boliviano y el párroco del Santuario Señor de Quillacas, en el municipio del mismo nombre, cantón Sevaruyo, provincia Abaroa, mandó bendiciones para que el gobernante mantenga incólume su defensa por los más pobres y encuentre una compañera.

    "Hermanos y hermanas de Quillacas, quiero que sepan: yo, lo primero que hago, es rezar a mis padres, siento que ellos siempre están conmigo en todo momento, así siento, gracias a Dios y, por eso, vengo acá donde mis padres me han traído (de niño) para darme misa de salud", afirmó luego de la liturgia y en medio de un encuentro con la población del lugar.

    Morales, que siguió contrito la misa, evocó su niñez y los peregrinajes que sus creyentes padres, Dionisio Morales y María Ayma, emprendían, seguramente en las décadas de los ‘60 y ’70 del siglo pasado, en busca de mejores días.

    Morales agitó uno de sus recuerdos familiares recientes, en 2005, en plena campaña proselitista a las presidenciales que venció con el 54% de los votos, cuando su hermano, Hugo, le sugirió un viaje para pedirle al Señor de las Quillacas mejores días para el país y él mismo.

    Hugo le había dicho entonces: "‘le pediremos  a Tata Quillacas, ojalá podamos ganar; tiene mucho poder’".

    "Luego, con otros comunarios más (de su natal Isallavi) me llevó a poner unas velas", narró.

    Luego confesó que "ahora vengo no sólo para salvar la vida de la enfermedad, he pensado seriamente y, repito, tal vez mis padres me han traído aquí ante el ‘Tata Quillacas’, a salvar la vida de ese enano Evo, de ese tiempo, cuando tenía 7 años; ahora hay que salvarse de otras cosas".

    "El poder de Tata Quillacas o Señor de Quillacas, es muy grande, por eso podemos seguir con vida, así como de niño me dio vida para estar sano, le pido ahora que me dé vida para seguir trabajando por el pueblo boliviano; es el único deseo que tengo".
ABI

Radio en VIVO

CHAT - Uniendo a más bolivianos en todo el planeta

Radio FmBolivia en Twtter

Radio FmBolivia en Facebook

Menu

Google+

Publicidad

La hora en Bolivia

Revisa tu Horóscopo...

x