Tweet

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Radios OnLine en vivo

El Gobierno sube a Bs 679,35 el salario mínimo nacional de 2010

18 de Diciembre de 2009, 06:33


La Paz - Bolivia.- El Gobierno fijó en 679,35 bolivianos el salario mínimo nacional para la gestión 2010, monto que representa un 5 por ciento de incremento respecto del vigente este año .


Así lo establecen las proyecciones del Presupuesto General del Estado (PGE) que fue presentado ayer por el ministro de Economía y Finanzas, Luis Arce.


Se trata de una de las mejoras más bajas realizadas por el Gobierno del presidente Evo Morales desde 2006 porque sólo representa un incremento de 32 bolivianos.


En 2006, el alza del básico fue de 13,7 por ciento al pasar de 440 a 500 bolivianos; y este año, de 12 por ciento, al subir de 577 a 647 bolivianos.


Arce explicó que si se toma en cuenta que la inflación este año finalizará con una tasa que no superará el 1 por ciento, el incremento en “el nuevo salario mínimo nacional tendrá un ajuste real”.


La autoridad informó que aún no se ha determinado cuál será el ajuste al salario básico de los maestros, médicos, Policía y Fuerzas Armadas (FFAA).


Tampoco si se hará en función a la tasa de inflación o el crecimiento económico. “Estos temas serán tratados en gabinete ministerial, sería irresponsable anticipar los incrementos salariales”.


La COB demandó que el incremento salarial para 2010 sea mayor al Producto Interno Bruto (PIB), que, de acuerdo con cálculos del Gobierno, será de 3,9 por ciento.


El secretario de Hacienda de la Central Obrera Boliviana (COB), Ramiro Condori, informó que el ente laboral aún no conoce el ajuste propuesto por el Gobierno y se pronunciará en las próximas horas.


Para la organización, aún no hay nada definido, y la mejora del salario mínimo nacional debía salir de una negociación con el Poder Ejecutivo.


El secretario ejecutivo de la Central Obrera Departamental (COD) de Santa Cruz, Edwin Fernández, dijo, según El Deber, que no es posible que se pretenda subir el salario tomando en cuenta el porcentaje del PIB y menos el de la inflación. “En 2010, los departamentos seremos autónomos, entonces el Gobierno debe brindar un porcentaje guía para que cada departamento negocie el monto de sus salarios”.


La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) aseguró el miércoles que el incremento se debe negociar directamente con los trabajadores y en concertación.


El ministro Arce informó que para la gestión 2010 se prevé un crecimiento económico de 4,51 por ciento, una inflación de 4,53 por ciento en promedio (ver infografía).


La autoridad destacó que el PIB, es decir, la suma de todo los bienes y servicios producidos por el país, subirá de 16.418 a 17.955 millones de dólares (127.479 millones de bolivianos).


Se trata, dijo, de una cifra histórica si se compara con el dato que se tenía en 2006, que apenas llegaba a 9.525 millones de dólares.


El PGE consolidado ascenderá a 105.964 millones de bolivianos, 2,74 por ciento más que en la presente gestión.


La inversión pública programada para 2010 es de 1.806,6 millones de dólares, un 2 por ciento menos que este año.


El ministro Arce agregó que, en 2010, habrá una caída del 12 por ciento en las transferencias de recursos a las prefecturas, alcaldías y universidades.


En el primer caso, los recursos disminuirán de 3.923 a 3.383 millones de bolivianos; en el segundo, de 6.786 a 5.908 millones de bolivianos, y en el tercero, de 2.028 a 1.823 millones.


Sin embargo, la autoridad aseveró que las tres instituciones del sector público cerrarán la gestión con un saldo en caja y bancos de sus recursos públicos de 6.993 millones de bolivianos que no pudieron ejecutar.


El descenso obedece a menores ingresos por el Impuesto Directo a los Hidrocarburos por la disminución del precio del petróleo.


El incremento al sector salud y educación aún no fue definido.


Se amplía la brecha del tipo de cambio


El Gobierno fijó para el próximo año en 7,00 bolivianos el tipo de cambio del dólar para la venta y en 7,14 bolivianos la compra, de acuerdo con las proyecciones del Presupuesto General del Estado (PGE) 2010.


Con este cálculo, la brecha cambiaria se ampliará de 0,1 a 0,14 centavos de bolivianos, debido a que en la actualidad la compra está fijada en 6,97 bolivianos.


El ministro de Economía y Finanzas, Luis Arce, informó que de esta manera se garantizará estabilidad en la variable macroeconómica.


El Banco Central de Bolivia (BCB) aceleró en las dos gestiones anteriores la devaluación del dólar, para frenar la inflación; pero desde octubre de 2008, la divisa estadounidense se mantiene con un tipo de cambio fijo de 7,07 bolivianos.


La anterior semana, el ministro de Planificación del Desarrollo, Noel Aguirre, adelantó que el PGE contemplaba una banda de 6,75 a 7,25 bolivianos como mecanismo de reacción frente a los eventuales efectos de la crisis financiera externa.


Armando Méndez, ex presidente del instituto emisor, opinó que las elevadas Reservas Internacionales Netas (RIN) del país permiten mantener sin movimiento al dólar al menos un año más.


En ese marco, dijo que el Gobierno difícilmente se animará a valorizar esa divisa a más de 7,07 bolivianos porque se generarán presiones inflacionarias y la población demandará dólares.


La previsión de déficit fiscal es 4,9%


El Presupuesto General del Estado (PGE) proyecta en 2010 un déficit fiscal de 4,9 por ciento, equivalente a 6.247 millones de bolivianos, el más alto desde la gestión 2006, aunque el Gobierno anunció que intentará que no llegue a ese nivel.


El ministro de Economía y Finanzas, Luis Arce, informó que se trata de un cálculo, similar al 1,8 por ciento de este año, pero que se revirtió porque se finalizará la gestión con un superávit de 0,6 por ciento (766 millones de bolivianos).


Explicó que la brecha de 4,9 por ciento que se calcula para 2010 obedece a que el Estado, lejos de endeudarse, está dirigiendo más recursos a la inversión pública, que en los anteriores años se ha triplicado.


Aseguró que a diferencia de gestiones gubernamentales pasadas, cuando el déficit se originaba en endeudamientos para financiar el costo de pensiones, en esta ocasión se genera en la inyección de capital.


En 2005 se creó un déficit de 2,2 por ciento, pero en 2006 la tendencia fue revertida y se obtuvo un superávit fiscal de 4,5 por ciento debido a los mayores ingresos por hidrocarburos; al año siguiente, 1,7 por ciento, y en la gestión pasada, 3,2 por ciento.


El mayor gasto del Tesoro General de la Nación (TGN) es para cubrir el pago de los jubilados del antiguo sistema de reparto que están afiliados al Sistema Nacional del Sistema de Reparto (Senasir). El financiamiento requerido es de alrededor de 400 millones de dólares anuales.


La subvención al diésel aumentará


La subvención a la importación de diésel subirá el próximo año de 188,7 a 284 millones de dólares, de acuerdo con las proyecciones del Presupuesto General del Estado (PGE) 2010 enviado al Congreso.


El gasto que demandará la importación del carburante para garantizar el abastecimiento interno alcanzará la suma de 1.989 millones de dólares, superior a los 1.315 millones erogados este año.


Según las proyecciones de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), para 2010 se requerirán 2.889 millones de bolivianos (408,6 millones de dólares) para la subvención del consumo de diésel, gasolina especial y gas licuado de petróleo (GLP) que importa a precios internacionales y los vende en un costo más bajo en el mercado interno.


Bolivia no es autosuficiente en la producción de diésel y debe recurrir a las importaciones a precio internacional. La situación se agravó por la reducción de la producción de líquidos por menores exportaciones de gas natural a Brasil y Argentina.


Datos de YPFB dan cuenta que a la fecha, la demanda de diésel es de 23.600 barriles por día (bpd), pero la oferta es de 11.200 barriles: un déficit del 53 por ciento.


Hasta 2014, el consumo subirá a 31.200 bpd y la oferta crecerá a 20.700 bpd: la escasez será del 34 por ciento. En 2015, la demanda será de 33.500 bpd, por eso es que el plan de inversiones de la estatal prevé mayores compras hasta 2015.


Para destacar


El Gobierno mejoró los ingresos de los trabajadores desde que asumió la gestión en 2006.


También eliminó la libre contratación, que estaba vigente en el Decreto 21060.


Además prohibió el despido de obreros si las empresas no están al día con las AFP.


Para 2010 prepara ajustes a la Ley General del Trabajo con la aprobación de una nueva norma.


El nuevo código procesal del trabajo profundizará la protección laboral de los trabajadores.


Aún no se definió si el incremento salarial general se hará en función a la inflación o el PIB.


La COB rechaza la idea de fijar el aumento basado en la inflación, que este año fue mínima.
La Prensa


 

Publicidad

Utiliza nuestro buscador

¿ No encontraste lo que buscabas ?

Entonces utiliza nuestro buscador...
Google

Ultimas noticias

Radio en VIVO

CHAT - Uniendo a más bolivianos en todo el planeta

Radio FmBolivia en Twtter

Radio FmBolivia en Facebook

Menu

Google+

Publicidad

La hora en Bolivia

Revisa tu Horóscopo...

x