Pobladores de San Julián toman la justicia en sus manos

    Una persona fue colgada en la plaza de San Julián ayer por la tarde, la víctima sería uno de los autores del asesinato y robo registrado el pasado 13 de abril, de Wilfredo Alejandro Gómez, cuyo cuerpo del adolescente de 17 años fue encontrado sin vida en un campo abierto de una propiedad de la comunidad 1 de Mayo, ubicada a 25 kilómetros del municipio.

El fiscal departamental de Santa Cruz, Freddy Larrea Melgar, informó a los medios que, según información de la autoridad judicial del lugar, una persona habría perdido la vida, quien era uno de los autores del robo de la moto y asesinato del adolescente.

Recordó que el hecho se registró el pasado 13 de abril, en cuyo día una persona perdió la vida a consecuencia del robo de una moto, sin embargo, el Ministerio Público, asignado al caso, dio con los autores luego de una investigación; los responsables estaban en Montero tratando de vender dicha moto.

Informó que se aprehendió a los autores y se los condujo a celdas judiciales, así también se presentó la imputación por el delito de asesinato.

Sin embargo, en la audiencia cautelar, tanto la policía como el Ministerio Público son rebasados por una turba de personas, quienes procedieron a secuestrar a los imputados y lamentó que esto haya ocurrido en un estado de derecho.

De acuerdo con la información que recibió del lugar, una persona habría sido colgada en la plaza principal del sector.

Informó que eran cuatro los aprehendidos, dos de ellos siguen en celdas policiales, uno está hospitalizados y el otro muerto. “Lamentable lo sucedido, ese tipo de actitudes son delitos graves”, dijo la autoridad judicial a tiempo de anunciar que realizarán una investigación minuciosa para dar con los responsables e incitadores.

Ayer, la situación en el municipio de San Julián era incierta, debido a que los habitantes del lugar estaban con los ánimos exasperados, motivo que obligó a las autoridades a esperar a que estos pobladores se calmen.

RECUENTO

Según información del diario cruceño El Deber, Gómez presentaba una herida en la cabeza, otra en el cuello y que, además, ambos oídos le habían sangrado, según la observación realizada por los policías, calcularon siete horas muerto antes de ser encontrado.

El cadáver fue descubierto por Irma Flores Yucra, habitante del lugar, cuyas ovejas estaban pastando cuando observó el cuerpo con el rostro en el piso, jean azul, cinturón negro, una chamarra ploma y unos zapatos cafés.

La información sobre el deceso de Gómez fue difundida a través de Facebook. Es así que el padre del adolescente, Jacinto Alejandro Flores, reconoció a su hijo y se presentó en oficinas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen para sentar la denuncia.

El Diario.


---------*---------
Scroll to Top