Romero y alcaldes revisarán falencias en control de locales

PLANTA BAJA, DISCOTECA SIETE VECES CLAUSURADA Y DONDE EMPEZÓ LA TRAGEDIA PARA DOS FAMILIAS.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, anunció ayer que preparará una reunión con las alcaldías del país, con el objetivo de revisar las falencias que existen en el control de locales nocturnos, principalmente en el eje troncal.

“Hay muchas tareas que no se están implementando realmente en la práctica, entonces vamos hacer una reunión específica, le vamos a encargar al viceministro de Seguridad Ciudadana que nos elabore una agenda de trabajo con las alcaldías, especialmente, para subsanar estos déficit en el control de los centros nocturnos”, explicó.

Romero dijo que las alcaldías están encargadas de emitir las licencias de funcionamiento y sancionar a los propietarios de los locales nocturnos; en tanto que la Policía coordina y participa en las acciones de control y seguridad.

“Nosotros, en la mayoría de las alcaldías de las capitales de departamento y en las ciudades intermedias, donde sus autoridades locales lo han permitido, hemos designado oficiales de enlace que trabajan permanentemente en cada alcaldía”, apuntó.

Romero añadió que el patrullaje nocturno es muy importante y que a eso se debe la baja en el consumo de bebidas alcohólicas, según un informe de la Organización Mundial de la Salud.

Agregó que es importante que los locales nocturnos tengan cámaras de seguridad funcionando para la seguridad de los usuarios y combatir el delito.

Este tema que es parte del conflicto que genera la inseguridad ciudadana y sale a luz nuevamente por el doble asesinato de Carla Bellot y su novio Jesús Cañisaire, quienes el 1 de enero acudieron a la discoteca Planta Baja a festejar el Año Nuevo.

La pareja nunca volvió a aparecer con vida y solo, 19 días después, encontraron sus cuerpos.

Según la Alcaldía, este centro nocturno, ubicado en la calle Figueroa, no tenía licencia de funcionamiento y operaba de manera ilegal, motivo por el cual la comuna la intervino en al menos siete oportunidades y la clausuró de forma definitiva. La Policía Boliviana, en cumplimiento a la Ley 259, debió arrestar al dueño por incumplir la sanción de clausura.

“La clausura definitiva ha operado en noviembre de 2017 (…). La actividad económica Planta Baja ha seguido abriendo sus puertas en franca transgresión y desafío a las normas municipales y, aprovechando la fiestas de fin de año, ha llevado adelante una apertura ilegal”, explicó el subalcalde del Macrodistrito Centro, Fernando Valencia


---------*---------
Scroll to Top