Senda Verde: 14 años al cuidado de los animales

    “Senda Verde”, un refugio de animales silvestres, brinda protección y cuidado a varias especies. A pesar de que algunos de ellos no estén en su hábitat original, su objetivo principal es brindarles una mejor calidad de vida y mejor trato.

Al momento tienen tutela de 700 animales, muchos de ellos fueron víctimas del tráfico ilegal y de la crueldad de los seres humanos, sin embargo el refugio procedió al rescate de los mismos e inclusive se conocen historias, donde los propios dueños los llevan al lugar para que reciban mejores atenciones.

El refugio tiene 14 años contribuyendo tanto con el cuidado de los animales, como en la conservación de la biodiversidad, a su cargo tiene animalitos de múltiples especies, son alrededor de 60, se albergan desde mamíferos, primates, aves, reptiles, entre otros.

El espacio que ofrece Senda Verde, sin duda alguna, es un atractivo natural turístico, pese a ello la propietaria del refugio Vicky Ossio, afirmó que en los últimos años la fluidez turística empezó a disminuir. El año pasado se registró la baja del turismo en un 20% y este año disminuyó hasta un 50%.

Los datos mencionados ocasionan un perjuicio al centro protector de animales, la baja del turismo significa menores ingresos y es que para albergar a 700 animales se necesita mayor presupuesto y un espacio más extenso considerando que el número de animales que llega al centro va en ascenso.

El aumento de animales en el refugio también repercute en la necesidad de aumentar mayores recursos humanos (voluntarios). La propietaria de Senda Verde ve en la crisis económica como una amenaza que aumenta el incremento del tráfico de animales y de las pérdidas de hábitats.

En ese sentido Ossio sensibilizó a la población para que puedan colaborar con el refugio, detalló que por día se gastan al menos 3.500 bolivianos solo en la alimentación, por lo que hizo el llamado a las empresas y a las autoridades para que puedan tomar un compromiso con la naturaleza y de esta manera brindar la ayuda que necesitan los animalitos.

El centro solidario de refugio de animales silvestres se sustenta con la colaboración de los voluntarios, quienes aportan para la alimentación de los animales, otra fuente de ingreso es el turismo que por lo anteriormente mencionado se encuentra en descenso afectando al centro.

Vicky, entusiasmada, invitó a los colegios, universidades y a la población en su conjunto a visitar Senda Verde, aseguró que Bolivia se encuentra dentro de los 17 países que cuenta con mayor diversidad en cuanto flora y fauna del planeta.

Afirmó que si el ciudadano conoce la diversidad de la naturaleza en la que vive cuidará de ella y que si las personas permiten que se extingan ciertos animales, probablemente los humanos desaparecerían, puesto a que cada ser vivo del planeta cumple con una vital función y aportan al cuidado del ecosistema.

“El salvar la fauna, la flora, a nuestros animales, nuestros parques, es salvarnos a nosotros mismos”, expresó.

El proyecto nació con la idea de proporcionar servicios ecoturistas, sin embargo, a raíz del rescate de un mono y dos loros hicieron que se modifique el plan, convirtiéndose un refugio de animalitos y un espacio que advierte sobre los efectos del tráfico de animales en la región de los Yungas.

La Senda Verde está ubicada a una pequeña distancia del poblado de Yolosa, a un lado del río de Cororico en la región de Nor Yungas.
El Diario.


---------*---------
Scroll to Top