Soledad impulsa conductas peligrosas

Los expertos recomiendan que el adulto mayor debe tener ocupación, la soledad puede modificar su conducta y ser peligrosa.

La Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv), en el último trimestre de la presente gestión atendió 473 denuncias de violación, en el departamento de La Paz y El Alto, de los cuales 287 fueron a personas mayores, cuatro con agravante, 181 a menores (niño, niña, adolescentes) y una a persona inconsciente. De ellos cuatro casos fueron generados por adultos mayores.

La doctora en psicología Rosario Larrea establece que “todo el mundo tienen un lado obscuro en la vida, pero en el caso de los adultos mayores, cuando se encuentran solos, es la ocasión que permiten aflorar el lado obscuro que se tenía. Porque a nivel biológico, su sexualidad, en el caso de los varones, no siempre decae, es por eso que en un momento de oportunidad ellos pueden cometer el delito de violación en contra de sus nietas, sobrinos o menores ajenos a su núcleo familiar que se muestren vulnerables”, explicó.

IMBORRABLE

Cuando existen casos en la que las víctimas de violaciones, hombres o mujeres, no logran recibir un tratamiento psicológico, a temprana edad o muy adultos, pueden permitir que aflore en ellos conductas psicopáticas que impulse a la comisión de delitos, como es el caso del maltrato o la violación, acto que representa un maltrato mayor en contra la víctima que puede ser un menor vulnerable.

“Las familias de las víctimas que creen que con el tiempo se borra todo, están equivocadas porque se trata de la salud mental de la víctima, porque ellos o ellas quedan marcados en la mente, se trata de una fractura en su mente, es una castración a su sexualidad que a posterior puede ocasionar que salga a flote estas conductas, como ocurre en el caso de adultos mayores que deciden cometer este delito en su edad avanzada”, explicó.

En el caso de las personas de edad avanzada o adultos mayores, las mismas deben, en lo posible, continuar siendo ocupadas, en alguna actividad, sentirse útiles en la sociedad, caso contrario, en medio de la soledad, existen riesgos de que afloren sus traumas y conductas reñidas con la moral y las buenas costumbres.

DESCUIDO Y ABANDONO

De acuerdo a la clasificación inicial de familias realizada por Larrea, establece que en el caso de las familias “abandónicas”, se trata de núcleos familiares, donde el padre y la madre deben salir a trabajar, razón por la que deben abandonara sus hijos por muchas horas, al cuidado de otros familiares, quienes ante la proximidad con la víctima son quienes aprovechan de la soledad en la que están los menores, para cometer los delitos de violación.

“Por ejemplo en las zonas rurales, el abandono de los menores a cargo de la familia extendida o los vecinos, son donde más hechos de violación se han registrado y muchos de estos casos no denunciados, se quedan ocultos en las comunidades”, indicó Larrea.

En los datos registrados por la Secretaría Departamental de Desarrollo Social y Comunitario de la Gobernación Autónoma Departamental de La Paz, solo en la gestión 2016 se identificó la comisión de más de 70 delitos que fueron cometidos en las regiones de provincia de los cuales muchos de ellos no llegan a ser judicializados.

En los casos de violación, se registraron 705 en el departamento de La Paz, de los cuales 115 ocurrieron en los Yungas, Amazonia, regiones andinas sur y norte, altiplano y la parte metropolitana.

El otro grupo de familia víctimas del delito de violación son aquellas quienes al ignorar los riesgos a los que exponen a sus hijos e hijas, sobre todo cuando permiten trabajos infantiles a realizarse con familiares o personas extrañas.


---------*---------
Scroll to Top