Solicitan mejorar trabajo para anular contrabando

El exdirigente de la Federación de la Micro y Pequeña Empresa departamental (Fedemypes) Germán Tarqui, plantea mayor control de la Administración de Servicios Portuarios Bolivia (ASPB) en los puertos internacionales de Arica e Iquique, por donde ingresan los fardos de ropa usada, a dicha responsabilidad suma la débil labor de entidades uniformadas y la permisible acción que tienen los municipios por permitir el incremento de puestos de venta y negocios de prendería usada, como en la feria de la zona 16 de julio.

Tarqui concuerda con la observación de un incremento de la actividad comercial de venta de ropa usada, fallada o de descarte que no sólo ocupa tiendas en cada zona, barrio o las diferentes ferias de la ciudad de El Alto, sino que dicha actividad comercial se extiende hasta las poblaciones rurales, ocasionando el quiebre de talleres en textiles, metalmecánica, cuero, madera, entre otros, ante la imposibilidad de poder competir con el contrabando.

EXPANSIÓN

“Toda esta ropa ingresa de contrabando, porque desde la aprobación del Decreto Supremo 28761, el Gobierno se comprometió que no debe haber nuevas internaciones de ropa usada y que los comercializadores deberían acabar con la cantidad de fardos de ropa usada que habían acopiado, pero en la actualidad ocurre todo lo contrario, observamos que el programa de conversión productiva que estaba destinado a este sector, para lo único que sirvió es para ampliar la comercialización y el incremento de sus afiliados quienes desde el 2011 se dieron a la tarea de expandirse”, remarcó.

Los productores de la micro empresa de acuerdo con Filemón Chura, del rubro de cuero, reconocen que el problema no concluirá con el enfrentamiento de su sector con los comercializadores de ropa usada quienes al final tienen un similar objetivo, que es de lograr mejores ingresos económicos y poder mantener a sus familias, razón por la que lamentan que el objetivo de anteriores autoridades del Ejecutivo haya sido buscar sólo el enfrentamiento entre sectores.

PROPUESTA

De acuerdo con Chura, su sector propone a las autoridades del Ministerio de Desarrollo Productivo y los municipios a nivel nacional en el marco del DS 28761 y de la futura Ley Mype, que dichas entidades definan que los comercializadores de prendería usada al continuar con su actividad, incluyan en su mercadería producción nacional en un 50% para que se tenga una comercialización de igual a igual.

“Nosotros vemos el tipo de ropa que está siendo vendida y en muchos casos la misma es de baja calidad, no sólo son a medio uso, sino que al ser como ellos lo denominan falladas, se convierten en desechos de ropa que no pueden ser vendidos en otros mercados y que llegan a territorio nacional, es por eso que la ASPB, que es la que debe hacer una verdadera presencia en los puertos de Iquique”, afirmó.

En la segunda propuesta, los productores plantean que el Ejecutivo deba definir una normativa de protección, pero por temporadas o cupos, con la finalidad de que la producción nacional pueda tener un tratamiento adecuado antes que la cantidad de prendería en desecho que ingresa por la frontera y es destinada a los bolivianos como si su población fuera de segunda o tercera clase.


---------*---------
Scroll to Top